Constantemente, durante la campaña presidencial de 2018, a Andrés Manuel López Obrador se le atacó por pactar con el partido Encuentro Social. Muchos votantes del ahora presidente que se identifican con la izquierda política se preguntaban por qué AMLO necesitaba una coalición con un partido conservador y evangélico. Aunque el PES perdió el registro ante el INE al haber obtenido menos del 3% requerido, sus 8 senadores y 56 diputados se mantendrán en la coalición gobernante Juntos Haremos Historia.

¿Cómo nació el PES?

El partido surgió en 2005 como una asociación civil, que postuló candidatos a diputados. El año siguiente se convirtieron en partido político. Para el 2007, el PES comenzó a coaligarse con los partidos más ubicados a la derecha en el espectro: el PAN y el Partido Nueva Alianza, en el estado de Baja California. El partido ha mantenido su importancia en ese estado desde entonces y para 2013 pactó la candidatura a la gobernatura con el PRI.

Los primeros diputados que el PES obtuvo fueron en las elecciones de 2015, cuando el partido obtuvo el 3.3% de los votos. Eso le permitió mantener el registro y presentar candidato a las elecciones de 2018.

¿Por qué el PES es un partido conservador?

El líder del PES, Hugo Eric Flores, es un conocido miembro de la iglesia neo-pentecostal Casa sobre la Roca, de la que algunos medios han señalado que fue su pastor. Sin embargo, Flores ha desmentido esos señalamientos, defendiendo que el PES es un partido liberal y no religioso.

Sin embargo, en el componente ideológico el PES se ubica en el extremo derecho del arco parlamentario mexicano. Flores afirmó en una entrevista para el diario español El País que “el matrimonio homosexual en México es una moda”, al tiempo que proclamó a su partido defensor de la familia. Además, mantiene posiciones contrarias al aborto. Nada de eso impidió la victoriosa alianza con el izquierdista Andrés Manuel López Obrador, ahora presidente electo.