La democracia mexicana es imperfecta y tiene muchos mecanismos que es imperativo cambiar. Pero la importancia de que siga vigente es indispensable. Desde El Federalista dedicamos esta sección a analizar el estatus de la democracia mexicana y cómo aportar desde la ciudadanía a su constante y permanente mejoramiento.