Con inversión de 350 millones de pesos, resurge Angangueo a 25 meses de la tragedia: Sedesol

by

ANGANGUEO, Mich.- Lo que hace dos años y un mes era lodo, agua y desgracia, hoy cambia de rostro. Con una inversión superior a los 350 millones de pesos, el Gobierno Federal y las autoridades estatales dan certidumbre a una comunidad que lo perdió todo.

A 25 meses de la tragedia de Angangueo, Michoacán, cuando las intensas lluvias provocaron deslaves e inundaciones, la destrucción de decenas de casas y muerte, hoy la coordinación de los tres ordenes de gobierno hace renacer la esperanza. El dolor se sigue sintiendo, dolor que no se olvida, pero que mengua gracias a la confianza de los pobladores en sí mismos.

En este municipio, la Secretaría de Desarrollo Social (SEDESOL), que encabeza Heriberto Félix Guerra, entregará 462 viviendas para igual número de familias, las cuales fueron construidas en el nuevo Barrio Sustentable Monarca de Angangueo.

El Barrio Sustentable Monarca es un complejo diseñado por la arquitecta Tatiana Bilbao y supervisado por la Subsecretaría de Desarrollo Urbano y Ordenación del Territorio de la Sedesol, el cual ahora brindará seguridad y estabilidad patrimonial a más de 2 mil habitantes de este municipio que anteriormente vivían con la incertidumbre ante las precipitaciones pluviales que año con año se registran en la zona.

Cada una de las 462 viviendas construidas en este complejo, cuentan con un terreno individual de 160 a 220 metros cuadrados y una construcción que va desde los 66 a los 78 m2; del total de las viviendas, 274 de ellas se edificaron en un nivel y 188 cuentan con dos; todas ellas constan de sala, comedor, cocineta, baño, dos recámaras y patio de servicio.

Este desarrollo, que fue financiado por Fonden, Fonhapo y el gobierno del estado de Michoacán, cuenta con servicios de agua, drenaje, electrificación, vialidades de cantera y banquetas de piedra de bola que fueron totalmente subsidiados con recursos federales y estatales.

A la fecha, el avance de las viviendas es del 99% faltando sólo algunos accesorios y calentadores solares.

Con este proyecto urbano, sólo queda la nostalgia de un pueblo donde antes predominaban casas de cartón y lámina.

Cabe mencionar que la ubicación territorial del barrio fue determinada en función al mapa de riesgo de la zona, con la finalidad de que no vuelva a presentarse una desgracia como la que ocurrió hace 25 meses.